5 de JUNIO – Día Mundial del Medio Ambiente.


5 de JUNIO – Día Mundial del Medio Ambiente Establecido en 1972 durante la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Es una oportunidad para que los Estados y sociedades de todo el planeta reafirmen su compromiso con el cuidado y protección del Ambiente.

Otro Día de Medio Ambiente, aumenta la sensibilidad, crece la esperanza.

Cada 5 de junio, desde 1973, para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente, se realizan en todo el mundo marchas, reuniones, grupos de discusión, charlas, manifestaciones y todo tipo de eventos. Y cada año estos eventos son minimizados o simplemente ignorados por los medios de comunicación.

Una vez más, en este último año, poco es lo que ha cambiado en esta loca carrera humana por destruir su hogar y el de otras miles de especies animales y vegetales.

Crece permanentemente la agresividad con la que Trasnacionales y Gobiernos cómplices de éstas, en su afán por maximizar sus beneficios económicos, destruyen los recursos naturales, y utilizando los medios de comunicación de los cuales también son accionistas, nos bombardean con mentiras, nos ocultan información o simplemente nos distraen tratando de acostumbrarnos a no razonar, o a razonar de acuerdo a sus intereses.

Pero en contraposición, también crece la resistencia a través de los movimientos sociales en general, entre ellos el ambientalista, crece a grandes pasos la globalización de la lucha, generada por la continua unión de esfuerzos de individuos y/o de organizaciones en pos de intereses comunes. Estamos comprendiendo que la unión de voluntades es mucho más que la suma de estas actuando por separado.

Otro año ha pasado y la humanidad continúa lamentablemente venciendo en una guerra no declarada contra el planeta. La situación ambiental a nivel global es realmente muy preocupante y no podemos esperar a que el agua nos llegue al cuello para reaccionar, porque seguramente ya será demasiado tarde.

Por eso la importancia de participar todos los días del año en la lucha por preservar nuestra casa en las mejores condiciones posibles, aportando nuestro tiempo, nuestra voluntad, nuestro esfuerzo y nuestros conocimientos a una causa global que nos beneficiará a todos nosotros, a nuestros hijos y a los que vengan después de ellos.

Se trata simplemente de entender que el “desarrollo” no puede ir en desmedro del medio ambiente. Porque si el desarrollo no es ambientalmente sustentado, si no tiene por objetivo que todos podamos tener una vida digna y ambientalmente sustentable, si en pos del desarrollo destruimos, reducimos la diversidad biológica, contaminamos y enfermamos al planeta, no estamos en un proceso de desarrollo sino de retroceso que nos llevara a la autodestrucción.

La Tierra como cuerpo celeste seguirá existiendo, pero los cambios que sufrirá su superficie si continuamos con esta arrogante marcha de depredación, provocarán que la mayoría de las especies que lo habitan, no puedan adaptarse y simplemente desaparezcan. Entre esas especies nos encontramos nosotros mismos.

Desde nuestro lugar de personas que hemos tomado conciencia de lo que estamos produciendo al planeta, debemos educar, debemos inculcar en los niños desde pequeños una conciencia más ecológica y solidaria, con profundos valores de cuidado, respeto y defensa de la Naturaleza. Debemos promover en las comunidades un cambio de actitud hacia los temas ambientales, para ponerlos en el centro de los debates, para que sean parte de nuestra vida cotidiana, para que se los incluya y trabaje sobre ellos en las plataformas políticas y para que los gobiernos no tengan otra alternativa que incluirlos en su agenda y construir, junto con los pueblos, un mundo mejor para todos.

Hits: 12

Compartir: